14 sept. 2009

¡¡1° historia de Vacaciones en el infierno en castellano!!

CROUISIN

Traducido por Estefi, Esther y Erika

Corregido por Felicity

¿Protector solar? “Me preguntó Liz.

"¡Correcto!"

"¿Sombrero de sol?"

"¡Correcto!"

"¿Gafas de sol?"

Apunté al par que llevaba sobre mi cabeza. "Estoy lista. ¿Podemos irnos? "

"¿Bikini?"

"Um… ".

"Cristina, ¿estas usando el bikini nuevo azul que te compré la semana pasada?

“Bien…”

Ella se inclinó sobre su cama doble, se levantó la camiseta, y jadeó.

"No. Tú no vas a llevar ese horrible color marrón de una sola pieza. No te permito usar cualquier cosa que compraras antes de conocerme, ¿vale? “Liz ya estaba vestida con un bikini blanco muy pequeño, si se puede llamar bikini lo que parece como dos pedazos de cadena sujetando tres triángulos.

"Pero me voy a quemar", me quejé.

"No lo harás. Es por eso que hemos comprado SPF 100 o lo que sea. No seas un bebé. Ponte el traje de baño nuevo, así podremos subir a la cubierta ya."

Me siento mareada - y no es porque este atrapada en una cabina de hacinamiento en un crucero. Aunque estoy segura de que eso no ayuda.

Estoy muy emocionada de estar aquí-por supuesto, lo estoy, pero estoy un poco nerviosa. Nunca he estado en un crucero antes. ¿Y si me mareo? El barco ni siquiera salió todavía del puerto y ya tiene una especie de vaivén de un lado a lado como una mecedora, un poco borracho. ¿Qué pasa si se apoya en un ángulo extraño y me caigo? ¿Y si choca contra un iceberg y nos caemos al fondo del océano?

Incluso el nombre del barco -el Crucero a ninguna parte- suena espeluznante. Se supone que lo llaman así porque no nos dirigimos a un lugar específico; vamos a flotar en aguas internacionales durante tres días y tres noches y a continuación, volver a Nueva York. Pero aún así. Suena siniestro. Si yo estuviera a cargo de la comercialización, yo lo llamaría Mar Nómada o el Océano Extravaganza, o algo que no grite Muerte Final.

Pero esta soy sólo yo.

Bueno, yo no estoy nerviosa por la caída de la embarcación.

Estoy muy nerviosa porque. . . Muy bien, voy a decirlo. En este viaje,” El Crucero a ninguna parte”, tengo una meta. Yo voy a hacerlo.

Sí. Es la hora. Mi primera vez.

Agr. No puedo creer que vaya a hacerlo.

"¿Estás segura sobre el bikini?" Yo le pregunto ahora, consciente de mí misma. No me preocupa mirarme en el espejo. Ya sé lo que parezco. Pechos medianos, el pelo castaño hasta los hombros, no demasiado grande, no demasiado pequeño. Solo llámame Ricitos de oro. De la media, de la media, de la media. Mis ojos son bonitos, sin embargo. Admito que son de una especie de verde y marrón y azul. Mezclado.

"Cristina, si usas este horrible bañador hay un cero por ciento de probabilidad que conquistes a alguien. Menos de cero. Menos uno. "

Visto desde otro lado. Yo en realidad no tengo un candidato en cuenta para el gran evento. Primer paso: encontrar a un tipo. Segundo: cazarle Tercera: hacerlo.

Sin presión, ni nada. Respiré profundamente.

Salvo ¿qué chico me dará una segunda mirada con Liz acostada en una silla de piscina a mi lado? Liz, con su blanco bikini cadena, cabello ondulado largo rojo hasta la cintura, y las piernas que son más largas que todo el cuerpo. Ella es la sirenita en vida. Apuesto a que estaría bien si el barco se convirtiera en un Titanic. Agitaría el pelo y doce tipos darían sus balsas salvavidas para salvarla.

Yo abrí la cremallera de mi bolso. "Está bien, voy a cambiarme".

"¡Date prisa! Quiero estar allí cuando el barco -"

Antes de terminar su frase, el suelo, bajo nosotras cambió. Miro por la ventana y sobre nuestro balcón y vio el muelle alejarse.

Mis rodillas estaban temblando. ¿Es esto lo que ellos llaman piernas marinas? ¿O tal vez estoy nerviosa por lo que va a suceder…?.

Según el mapa en nuestra habitación, este barco cuenta con doce plantas. ¡Doce pisos! ¿No es una locura? Tal vez los barcos no son tan malos como yo pensaba. De hecho, tal vez me vaya a vivir en uno para siempre. Hay un spa, una peluquería, un gimnasio, una biblioteca, cientos de habitaciones, una docena de restaurantes. Cuatro piscinas. ¿Qué más necesitas?

Ya había una chica de nuestra edad en el ascensor cuando entramos. Ella era rubia y pequeña, y su piel rojo encendido, como si estuviera recién lavada.

"Hola", dice Liz con una gran sonrisa. "¿Vas a la piscina en el nivel doce?"

Liz habla a todos. Ella no tiene miedo. Yo, por el contrario, siento como si me hubiera tragado un centenar de mariposas cuando tengo que hablar con un extraño.

La chica asiente con la cabeza. "Si. El nivel doce se supone que es la mejor. Es todo exterior. Y yo lo necesito para empezar a broncearme de inmediato”.

"Estoy muy pálida también", dice Liz. "Entonces, ¿qué piensas del barco?”

"Agradable. Es mi primer crucero. "

"El mío también” solté. No estaría de más ser un poco menos miedica.

"¿Estás aquí con tu familia?" Liz preguntó.

La chica jugaba con los extremos de la cola de caballo rubia. “Sí. Estoy aquí con mi madre loca. Ya ha tomado prácticamente una botella de Vicodin y se desmayó. Probablemente va a dormir durante cuatro días. Ella se suponía que estaría en este crucero con su nuevo novio pero la abandonó la semana pasada. No es que le culpe"

Bien. Esa fue una gran cantidad de información. Liz y yo nos miramos la una a la otra, pero luego volví a la muchacha. "Al menos conseguiste un crucero”, le digo.

Resopló. "Qué afortunada. Es un momento asqueroso para ir a un crucero. ¿Vosotras leísteis el Águila Nacional de esta semana? "

Liz sacude la cabeza con desdén. "Yo no leo los tabloides".

Yo tampoco. Muy bien, a veces lo hago. "¿Por qué? ¿Qué dice? "

"¿Te asustas con facilidad?", preguntó.

"Sí".

"Entonces yo probablemente no debería decirlo."

Las puertas se abrieron. Ow. Deslumbrante. Bueno creo que tengo mi anti-UV, anti-reflejo y anti-cualquier-destello-a través de estas gafas. Debo proteger a mi mejor activo. Me deslizo mis gafas de sol sobre los ojos y ajusté mi lindo sombrero de paja nuevo.

Supervisamos la escena. Hay una enorme piscina rectangular, dos cursis barras de techo de paja, y una piscina restaurante con terraza. La cubierta está llena de gente. "¿Qué tal por el extremo más al fondo?", Pregunto, señalando a un montón de sillas vacías azul y blanco, de rayas.

"Ven, siéntate con nosotras", dice Liz a la chica nueva.

"Gracias", dice sonriendo. "Si estáis seguras de que no molesto. Me llamo Hailey. "

Nos presentamos mientras Liz golpeaba tres toallas color melocotón pálido de playa de una caja y las colocaba en las sillas vacías.

Coloqué el bolso entre nosotras, abrimos la sombrilla por mi silla, y resbalé hacia fuera mi toalla.

"¿Así que vosotras estáis aquí con vuestros padres?" Hailey pregunta, buscando a través de su bolsa. Ella saca un par de gafas de sol de gran tamaño y el Águila Nacional. No puedo dejar de preguntarme cuál es la historia de la que hablaba. ¿Quería saberlo?

"Sólo nosotros", dice Liz, recostada en su silla.

"Wow. ¿Sois hermanas? "Hailey preguntó.

"Más o menos", dice Liz.

Me reí. "En el espíritu por lo menos."

"¿Fue un regalo de graduación o algo así?"

"Exactamente", dice Liz.

"Sois afortunadas".

Todavía no, pero planeo que así sea. Excepto ¿que es la gran historia de miedo que Hailey no está diciendo? "Así que cuéntanos lo que dicen sobre los crucero”.

"Voy a decírtelo, pero no me culpéis si no podéis dormir esta noche.” Dice, "Vampiros atacan Cruceros. ¿No es una locura? "

"Sí", digo. El barco se balancea un poco, y mi estómago aprieta.

"Yo sé, ¿verdad?"

Liz resopla. "Hola, es la gente del Águila. Es peor que el Enquirer. No es real”.

"Podría ser", dice Hailey.

Me siento en mi asiento. "Espera, ¿qué es exactamente lo que dice?"

"Que la gente ha desaparecido de los barcos de crucero en los últimos seis meses. Están culpando a los vampiros. "

"Um, ¿saben que no hay tal cosa como los vampiros?" pregunté.

"Parece que no."

Sacudo la cabeza. "El águila debe tener graves problemas de circulación. "

"Nunca se sabe", dice Liz. "Tal vez los vampiros están matando a la gente en los cruceros. ¿Quién puede decir lo que es real y qué no? "

Golpeé ligeramente la parte posterior de su pierna. "O tal vez algunos locos secuestran a chicas que habían tomado demasiado vodka y luego las empujan por la borda antes de que nadie note que está desaparecidos ", le digo.

"Sí, eso suena bastante bien", dice Hailey, cambiando a través del periódico.

"O Bloody Marys", bromea Liz.

"He oído que sucede mucho más de lo que informan. Es debido a las aguas internacionales. Es más difícil perseguir a los delincuentes ", Hailey, explica.

"O encontrar los cuerpos", agrega Liz.

"Espeluznante", digo, temblando. Envolví el extremo de la toalla alrededor de mis brazos.

Los ojos de Hailey se ampliaron. "No voy a caminar en la noche, puedo prometerlo. "

"Vamos a mantener a los chicos malos alejados", prometió Liz, y, a continuación se giró sobre su estómago.

Cerré los ojos. Descanso.

Ahhhh. La brisa del mar en el pelo, el rugido del agua por el sol brillando a mí alrededor. Lindo. Perfecto.

Estoy a punto de relajarme cuando una sombra se cruzó en mi camino.

Abro un ojo para ver lo que está pasando y el otro rápidamente se abrió.

“-Hola.”

Era un chico. Un chico lindo, de mi edad, tal vez diecisiete años. Permaneciendo entre mis pies con la pedicura reciente y la piscina.

Llevaba a traje de baño a cuadros negro y gris, tenía el pelo rubio y recortado, y unos brazos sexys esculpidos.

¿Podría ser el elegido?

Con un suave movimiento se zambulle en el agua, dejando mi lado, sin siquiera salpicar para refrescarme.

¿Adónde va? Vuelve, “Checker Boy”, (CHICO CUADRITOS”), vuelve

"Sumérgete" Liz me dice, empujándose sobre sus codos.

"¿Qué?" Yo le pregunté, con un poco de pánico.

"Te gusta, ¿no? Él es un poco guapo, ¿eh? "

"Ick. ¡Ni siquiera lo conozco! ", Digo.

Te gusta lo que ves, ¿verdad? "

"Supongo", digo.

"Entonces zambúllete"

Lo dudo. ¿Y si cuando yo me tire me trago un par de cientos de litros de agua clorada y luego pierdo la parte superior del bikini?

"Si quieres a alguien, tienes que ir tras él."

"Lo sé, pero…".

Hailey levantó la vista de su periódico y sus ojos se posaronen el Checker boy en la piscina haciendo ahora vueltas. "Él es lindo, Kristin," ella dijo. "Ve por él".

Liz me sonríe como si dijera: "Mira, incluso la muchacha que acabamos de conocer piensa que deberías”.

Suspiro. Tiene razón. Yo sé que la tiene. A diferencia de mí ella sabe lo que está haciendo. A diferencia de mí ha hecho esto antes, muchas, muchas veces.

Pero… No quiero parecer una idiota. ¿Y si me golpeo? ¿Y si él tiene una novia? ¿Y si tiene una esposa? ¿Y si tiene hijos? Bueno, parece un poco joven para tener una esposa e hijos, pero lo que si –

Liz suspiró. "Cristina, mira cómo se hace." En un fluido movimiento se quita las gafas de sol, abrigo, y el iPod y se sumerge, sin un murmullo, en el extremo más profundo.

Ella salió a la superficie como una supermodelo, pelo brillantes y hombros hacia atrás para mostrar su oh-tan-diminuto top del bikini. Ella estaba directamente bloqueando el camino de Checker Boy.

Él nadó directamente hacia ella. Saca la cabeza hacia atrás, pedaleando y escupiendo agua.

"Lo siento", Liz ronronea. "¿Necesitas el boca a boca?"

Hailey se rió.

La expresión en la cara del Checker boy decía que le encantaría el boca a boca, muchas gracias. "Lo siento por esto ", dice. "Tengo que aprender a mirar por donde voy”.

"Yo no sé si puedo aceptar su disculpa", ella dijo con voz cansina. "Puede que tenga que invitarme a un trago para hacer las paces".

"Haré lo que sea necesario", dijo el Checker Boy, los ojos parpadearon rápidamente, sin dar crédito a su suerte. Nadaron hacia el bar de la piscina.

"Wow", Hailey, dice.

"Ella es una maestra", le respondo.

"¡Pero no tiene ni veinte y uno! ¿Cómo va a beber? "

"Ella tiene sus métodos".

"Ella te robó el tío. Deberías haber pedido dinero a pagar. "

Me encojo de hombros. "Hay otros peces en el barco".

Una hora más tarde Liz volvió a nuestros asientos.

"¿Como es?", Pregunto.

Ella se pasa los dedos por el cabello húmedo. "¿Quién, Jarred? No está mal. Se ofreció a comprarme el almuerzo. Yo le dije que le alcanzaríamos más tarde tal vez. "

"¿Tiene algún amigo lindo?" Hailey pregunta.

"Yo no le pregunté, pero ésta es nuestra prioridad este fin de semana", Liz dice, señalándome. "Se debe tener cuidado de un problema”.

"¿Qué clase de problema?"

Mi cara se sonrojó, y no es por el sol.

"Su virginidad", dice Liz con una media sonrisa.

"¡OH, no lo hagas!", dice Hailey. "Ojala hubiera esperado. La perdido el otoño pasado, a principio del tercer año, con un idiota. Lo contó a toda la escuela. "

"Idiota", le dije.

"Así que confía en mí, no te apresures", dijo ella. "Espera a que alguien esté locamente enamorado. "

"No le hagas caso", dice Liz. "Te dará demasiado miedo hacerlo con alguien que está locamente enamorado. "

"Tal vez", dice Hailey, vacilando. "Por lo menos si lo haces con un extraño, no importa de quién se lo dice. No conocerá a la misma gente. ¿Alguna vez has estado cerca de perderla? "

"Una vez", lo reconozco.

"¿Qué pasó?"

Dudé. "Fue con un chico llamado Tom. Pensé que iba a suceder. Yo estaba en su habitación. Sus padres no estaban en casa. Y yo estaba a punto cuándo. . ".

"¿Cuando qué?"

"Me acobardé", reconocí. "Y eché a correr."

"Debió gustarle eso." Hailey se ríe.

"Estoy seguro de que lo superó", le digo. No es que yo nunca lo vi otra vez. Mejor para nosotros dos, diría yo.

"¿Y tú?" Hailey pide a Liz. "¿Cuándo la perdiste?

Sacudió la cabeza. "Parece que hace una eternidad" Ella se encogió de hombros. "¿Quién puede recordar?"

Hailey extendió los brazos sobre su cabeza. "Yo probablemente vaya a ver a mi mamá. Me aseguraré de que no se haya arrojado a un costado de la embarcación. "

"O le han atacado los vampiros", dice Liz, guiñando un ojo. Hailey se ríe. "¿Chicas estaréis por aquí más tarde?"

-Sí-le digo.

"Genial".

"Vamos a estar en el casino", dice Liz, recostada en el asiento otra vez. "Nos encontraremos a las nueve.

"Excelente. Gracias”.

"Espera, Hailey?", Pregunto. "¿Has terminado con el Águila?”

"Yep. ¿Lo quieres? "

"Sí, si no te importa."

Lo tiró en mi silla. "Disfruta".

Liz se giró mientras yo abría el periódico.

"No es divertido", digo, leyendo los detalles. "Se dice que ha habido siete desapariciones en seis cruceros diferentes en el último año.

Dos personas fueron encontradas en el agua, sin una gota de sangre. ¡Sin gota de sangre! ¿No estas ni siquiera un poco preocupada?"

"Dame un respiro. Es el águila. Hola, no hay tal cosa así como vampiros, ¿recuerdas? De todos modos, tu estás transfiriendo la ansiedad de lo que realmente temes”.

"¿De qué hablas?"

Me dio una mirada de complicidad. "Tú lo sabes. Perderla. "

"Gracias, Dra. Laura. Pero no quiero hablar más de eso".me dí la vuelta otra vez en mi sillón, dándole la espalda

"¿Tienes hambre?", Pregunta a los pocos minutos. "No", le digo, todavía enojada.

0 comentarios: